De aquí en adelante, las escuelas de todos los niveles y modalidades de Hurlingham tendrán la posibilidad de incluir producciones radiofónicas en sus propuestas pedagógicas. “Llevamos el proyecto desde un lugar comunitario, alternativo, socioeducativo. Buscamos darles protagonismo a esas voces que no aparecen en otros medios”, explica Florencia Soto, productora en UNAHUR Radio, donde trabaja junto a Fernando Richter y Luciana Cisonna.

La reunión en la que se lanzó esta nueva iniciativa contó con la participación de 25 escuelas. Entre esas instituciones pioneras, la Escuela de Adultos Nº 701 fue la primera en presentar un plan de trabajo a las y los referentes UNAHUR Radio. Cuenta Soto: “Tienen ganas de trabajar cuestiones de género a través de los relatos de sus propias estudiantes. La idea es que aparezca representada la mujer trabajadora, la mujer en el hogar y la violencia de género. Ese sería un primer programa que esperamos que pueda emitirse entre julio y agosto”. Soto también es docente en el nivel secundario y en los talleres de radio ofrecidos por las Secretarías de Bienestar Estudiantil y Extensión.

En esta primera convocatoria, la educación de Adultos mostró un particular interés por esta nueva iniciativa de la Universidad Nacional de Hurlingham (UNAHUR). “Se trata de un sector que quizá está un poco más invisibilizado y no es tan convocado a las distintas iniciativas que se promueven” –reflexiona Soto–. Además, los entusiasma mucho entrar en contacto con la universidad”. Por otra parte, la producción de contenidos radiofónicos ofrece una oportunidad de rescatar los variados saberes de una población estudiantil que cuenta con una interesante experiencia de vida.

Las escuelas se irán acercando a la UNAHUR a medida que vayan definiendo los contenidos de sus producciones. Se espera alcanzar a todos los niveles y modalidades del municipio, e incluso no se descarta el trabajo con espacios de educación no formal. El Proyecto de UNAHUR Radio se propone como una herramienta pedagógica para las y los docentes, pero, sobre todo, como un medio de expresión para las y los estudiantes. En un escenario de pandemia que restringe los encuentros presenciales, esta iniciativa, de acuerdo con Soto, también busca promover la continuidad educativa.

El paisaje de las escuelas-objetivo es variopinto: desde niñas y niños muy pequeños que están haciendo sus primeras experiencias con la palabra hasta adultos con ricas trayectorias vitales; desde escuelas con estudios de radio equipados hasta instituciones que nunca tuvieron una aproximación a la práctica radiofónica. En cada caso, el equipo de la UNAHUR deberá acompañar las necesidades específicas con distintas estrategias.

“Las escuelas nos traen sus ideas y las ayudamos a que las transformen en un producto radial –describe Soto–. Forman parte de ese proceso, entre otros, la escritura del guion y las indicaciones para la realización de entrevistas”. Con ese material, el equipo de UNAHUR Radio se encarga de la posproducción, es decir, de la edición. “La intención es que en un futuro próximo las escuelas puedan editar sus propios programas”, agrega la docente.

La universidad ya recopiló y difundió material didáctico que se ajusta a las necesidades de los distintos niveles y modalidades del sistema educativo. “En las reuniones –dice Soto–, recalcamos que es necesario mantener los canales de comunicación para que podamos acompañar a las escuelas en momentos en los que la pandemia impide que nos encontremos en persona tanto como quisiéramos”. Cuando la situación sanitaria lo permita, las instituciones visitarán el aula de la universidad donde se encuentran los equipos de radio.

Los contenidos producidos por los y las estudiantes serán subidos a distintas plataformas y redes sociales. Además, la FM Simbiótica de Hurlingham se ofreció para difundirlos. En un futuro no muy lejano, la UNAHUR aspira a contar con su propia señal de radio digital y, por qué no, con su propia señal de FM.

@AAUNAHUR